Abraham Rivera y sus hijos buscan votos

Después que el pasado febrero el actual alcalde de Villa Nueva, Amilcar Rivera se proclamara a favor de la candidatura presidencial de Sandra Torres, varios señalamientos sobre la familia Rivera han vuelto a salir a la luz, desde la contratación de empresas vinculadas a políticos señalados de corrupción cono lo es el ex fiscal Carlos de León Argueta, hasta el derroche millonario de fondos públicos para campañas proselitistas.

El pasado 11 de marzo, el secretario general de del partido Victoria y quien fungió como diputado en la presente legislatura, Abraham Rivera (padre) informó que su hijo Édgar Abraham Rivera Estévez participará en los comicios de septiembre próximo como candidato a la alcaldía de la cabecera departamental de Escuintla. Asimismo confirmó que José Amílcar Rivera Estévez, actual alcalde del municipio de Mixco, buscará reelegirse en el cargo.

Según vecinos del municipio de Mixco, desde hace varios meses el actual alcalde de ese municipio se encuentra realizando campaña proselitista en las entregas de los proyectos municipales y en reuniones religiosas.

Desde las elecciones de 2007, la familia Rivera ha recibido señalamientos, desde el endeudamiento de la comuna mixqueña por más de Q100 millones que el entonces alcalde Abraham Rivera (padre) dejó como responsabilidad a su sucesor, su hijo Amilcar Rivera.

Vecinos de Mixco recuerdan aún cuando el entonces alcalde de Mixco y quien fuera asesor del gobierno de Álvaro Arzú, firmó un documento en el que delegó la responsabilidad de recaudar impuesto y tasas municipales a una empresa denominada Multicobros S.A, que tenía vínculos con De León Argueta quien también fue acusado de ser favorecido por el Estado y la Municipalidad con millonarios contratos para sus constructoras.

En ese entonces, la empresa Multicobros S.A estableció un cobro de Q25 por cada Q100 que la municipalidad de Mixco recaudara por concepto del Impuesto Único Sobre Inmuebles (IUSI). Esto permitió que entre 1996 y 1998 la empresa en mención se apropiara de por lo menos Q1 millón en cobro de impuesto y tasas de recaudación.

Aunque Rivera aseguró en esa ocasión que gracias a la contratación de la empresa la municipalidad recaudó cerca de Q22 millones más por concepto de tasas y arbitrios municipales, el contrato con Multicobros (cotización 109-96) fue cuestionado porque el servicios que se requería era “arrendamiento de equipo de computación” y no recaudación.

Otros señalamientos

Según datos de la Contraloría General de Cuentas de la Nación (CGCN), después que Amilcar Rivera fuera electo como alcalde de Mixco en 2003 figuró en el listado de alcaldes que mediaron ante el Fondo Guatemalteco para la Vivienda (Foguavi) para que este agilizara unos formularios para solicitud de viviendas. Según la Contraloría, a Rivera le atribuyen la solicitud de por lo menos 155 formularios para construir viviendas y pagar a cambio de ello con favores.

Durante las elecciones de 2007, vecinos mixqueños manifestaron a elPeriódico que Amílcar regalaba agua a cambio de votos y prometía rebajar el 50 por ciento del valor por el canon del líquido potable, además, durante la campaña pasada pagaba Q300 a las personas que pintaran la fachada de su casa con el color de la campaña del Partido Patriota (PP), al que pertenecía.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario