Aún hay más, vienen tiempos duros

Baldetti se librará de la justicia nacional pero tarde o temprano enfrentar tribunales extranjeros cuando el narcotraficante Borrayo la delate. Junto a ella, caerá otro de sus más importantes Ministros por sus vínculos con la Reina del Sur .

Sylvia Gereda Valenzuela

Las presiones de CICIG, Sociedad Civil, Embajada de Estados Unidos y ciudadanos de a pie que durante años permanecieron en silencio y por primera vez tiraron sobre el gobierno de Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti toda su fuerza para oponerse a la corrupción, abusos de poder y participación de mafias dentro del Estado, causaron una implosión en la estructura del poder gubernamental. El estado colpsó y lo hizo desde adentro.

La renuncia de Roxana Baldetti, la captura por primera vez en la historia de una red de abogados al servicio de las mafias y desarticulación de una estructura de jueces corruptos que no son más que el micro reflejo de universo de jueces y magistrados cooptados por el crímen organizado son a penas las primeras muestras de que el Estado colapsó.

En este caso, parrafraseo el famoso dicho del comentarista Mexicano Raul Velásco quien decía preparence porque “Aún hay más”. Acá a penas estamos comenzando. Lo que se viene para Guatemala son problemas de dimensiones nunca antes vistas.

Por un lado, tenemos a una ex Vice Presidenta que lejos de salir golpeada o mostrar arrepentimiento regresó con fuerzas dando una confrontativa entrevista a una emisora radial donde el mensaje principal advirtiendo a sus detractores. La lista la encabezó Rosita Leal, a quien le dirige un mensaje directo, abusivo y fuera de proporción insunuando que ella podría ser la dirigente de la “Línea”. También dejó claro que ahora sabe quienes son enemigos y que habrá venganza para ellos.

A Cacif, que pidió su cabeza, dirige un mensaje contundente: “Con un cambio de Gobierno, sólo cambia lo de arriba, no lo de abajo” dijo al referirse al escándalo de defraudación tributaria. “Pero no se preocupe, más de alguien volverá a hacer la estructura, por los mismos empresarios que están acostumbrados a no pagar sus impuestos”.

Y luego se enfrenta a todos los manifestantes de la plaza de la Constitución diciendoles: “Me pregunto para quien trabajan las personas que quemaron cohetes cuando presente mi renuncia”, al tiempo que sostiene que puede conseguir más del triple de manifestantes para mostrarle a ella su apoyo.

Cinismo? Locura? Yo diría ambas cosas y le agregaría enfermedad mental. Un psiquiatra comentaba hace pocos días que Baltetti presenta un cuadro psiquiátrico de Bipolaridad y sociopatía. Y hoy, no lo dudo porque así como un día puede estar caída y al borde el suicidio; al siguiente resurge de sus cenizas con toda la furia y odio, desafiando sistemas y personas sin importar sus consecuencias o los estragos que cause.

Es evidente que Baldetti no teme una persecución penal, ha reiterado una y otra vez que “ la CICIG no tiene evidencia de su participación, y que está dispuesta a enfrentar a la justicia,… no me voy a mover de aquí, no me voy a esconder”.

Ha revelado que tiene fincas y casas y chalets de lujo sin ningún tapujo porque de hecho eso es lo que aparece en registros. De lo que siempre se le ha cuestionado, como su jet presuntamente comprado a Gustavo Alejos que se encuentra a nombre de testaferros, nuevas extenciones de terrenos y sobre todo millonarios gastos en un estilo de vida fuera de proporción, seguramente no existen documentos, ni firmas, ni huellas. Así como lo han hecho personajes como Julio Girón, ex secretario Privado de Alfonso Portillo que con su astucia legal jamás dejó huella de sus negocios y hoy permanece impune.

Lo que considero que Baldetti aún no mide, es la dimensión de las declaraciones que presunto narcotraficante Hayro Borrayo rinde en las cortes de Florida. Borrayo ha sido denunciado ante un juez por la misma narcotraficante Marjorie Chacón como su principal socio. Y sabemos que Borrayo y su esposa fueron amigo íntimos de Baldetti financistas de su campaña política y según cuentan sus allegados también mantuvo vínculos de negocios ella. Borrayo deberá ahora, tal y como lo hizo Chacón, dar testimonios bajo el régimen de protección al testigo para evitar purgar prisión de por vida.

Lo que nos viene son las consecuencias del desmoronamiento de estructuras de crímen organizado. No dudo que Baldetti se librará de la justicia nacional pero en algún momento, como sucedió con Portillo deberá enfrentar tribunales extranjeros. Junto a ella, otro de los más importantes Ministros de Gobierno está un paso de caer al abismo por sus vínculos con la Reina del Sur y en este río revuelto, empresarios de cuello blanco, constructores que vendieron sus apartamentos tipo palacetes en efectivo y políticos mordilones y corruptos caerán tambien.

Como dice Raul Velásco… “Aún hay más”, ojalá que este país toque fondo y aprenda sus lecciones.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario