Hincados ante los desestabilizadores

Estos desestabilizadores destruyen propiedad privada, matan, destruyen negocios en nombre de una irracional lucha ideológica y financiados por el crímen organizado

Sylvia Gereda Valenzuela

Como vivimos en un caos permanente, las noticias ya no nos calan y nada nos sorprende. Hemos perdido la capacidad del asombro porque Guatemala es un país donde lo imposible no existe. Todo puede suceder.

Y si no, basta ver los acontecimientos del martes 1 de mayo, cuando en medio de las ferias patronales de Santa Cruz Barillas, Huehuetenango, un grupo de 200 pobladores irrumpieron el destacamento militar situado en ésta localidad, acribillaron soldados y robaron sus fusiles. Todos ellos iban armadas con machetes, palos y armas de fuego. Las razones para semejante salvajada fueron la oposición a un proyecto de una hidroeléctrica y la resistencia a que en esta área de alto riesgo se instale una base militar.

El poderoso ex fiscal De León continúa su reinado

Sylvia Gereda Valenzuela

Trece horas fue lo que el ex Fiscal Carlos De León Argueta estuvo capturado. Trece horas y nada más, vimos en prisión a uno de los hombres más poderosos del país, ante el cual la justicia guatemalteca se estremece. Quienes creyeron que De León Argueta había desaparecido del mapa político y había perdido sus influencias del poder estaba equivocado.

Este hombre, que fue uno de los fiscales más cuestionados de la historia, uno de los más temidos y con más sindicaciones de corrupción al haber tejido una rede de empresas que obtuvieron contratos millonarios gracias a sus influencias con el Estado, simplemente había desaparecido del plano mediático por su influencia continúa allí.

Portillo debe ser juzgado en EEUU

Portillo vaciaba las cajas con dinero del CHN hasta apilar montañas sobre las que se tiraba a brazos tendidos
Sylvia Gereda Valenzuela

Yo tengo grabado aún en mi mente el testimonio que rindió ante el Ministerio Público uno de los guardias de seguridad de Alfonso Portillo. Era el mismo que se había encargado de llevar hasta su casa grandes cajas de cartón repletas de billetes que habían sido extraidos ilegalmente de la bóveda del Crédito Hipotecario Nacional por personeros del Estado Mayor y militares de Alto rango que junto al entonces presidente del CHN Jose Armando LLort, hoy testigo del caso en la Corte de Nueva York, habían dado la orden.

La patológica Familia Barreda

Es evidente que este crímen que se mantiene impune por los poderes paralelos en el Estado influenciados por la madre de Roberto Barreda y su familia.

Sylvia Gereda Valenzuela

La voz de alerta se ha lanzado. Joaquín Flores y su esposa, Laura Barreda, hermana de Roberto Barreda, sindicado de haber dado muerte a su esposa Cristina Siekavizza, de haberse dado a la fuga y mantener secuestrados a sus dos hijos menores, está presionando junto a su poderosa familia que durante década ha controlado los tribunales de justicia para que Norma Cruz, directora de la Fundación Sobrevivientes, quede fuera del caso como querellante sobre la desaparición de Cristina Siekavizza.

El fin de una era

La vida no nos da enemigos, solo maestros

Sylvia Gereda Valenzuela

Cada año que termina nos brinda el regalo de entrar en un ciclo de reflexión donde podemos dejar atrás los momentos difíciles, evaluar las lecciones aprendidas y celebrar los éxitos.

Siempre he sido una fiel seguidora de Mahatma Gandhi y el tiempo me ha llevado a comprender el significado de sus palabras cuando dice que “la vida no nos da enemigos, solo maestros”.
Gandhi señala que aquellos que nos han traicionado, herido y hecho daño, no son nuestros enemigos; sino las personas que nos enseñan lecciones a aprender. Solo a través de ellos podemos conocer el significado de las palabras perdón, humildad y coraje. Porque si no fuera por ellos, jamás hubiéramos lo que era necesario para nuestro crecimiento.

Descuartizando a Arjona

La critica voraz que los mismos extremistas irracionales realizan de todo aquel que piensa diferente a ellos, se ha convertido en un cáncer para Guatemala

Sylvia Gereda Valenzuela

Tengo los recuerdos de Ricardo Arjona desde los años 90, primero intentando cautivar un mercado en su patria, que se resistía a aplaudir su talento con la canción “verbo y no sustantivo”. Y luego, su partida a México con su paso por las telenovelas mexicanas, cuando por primera vez los chapines comenzaron a reconocer en él un aire de talento.

Nadie es profeta en su tierra, dice un reconocido refrán sin embargo, lo que sucede en Guatemala va más allá de este dicho. La mezquindad, la envidia, la critica voraz que los mismos extremistas irracionales realizan de todo aquel que piensa diferente a ellos y quier dejar un legado, se ha convertido en un cáncer incontrolable que está carcomiendo las entrañas de Guatemala.

Los megáfonos de Baldizón

Baldizón ha perdido poder y sus directrices a la bancada LIDER se asemejan a las que da un payaso de circo.

Sylvia Gereda Valenzuela

Guatemala es el país donde todo sucede. Donde un día usted está arriba, en la cima y al siguiente está abajo, olvidado y sin poder.

Traigo esta reflexión porque Manuel Baldizón, el dirigente máximo del partido Libertad Democrática Renovada (Lider) ya no es el mismo que hace tan solo cuatro meses que veíamos inundando los medios de comunicación con sus mensajes mesiánicos.

De aquel individuo brabucón, envalentonado y dominado por la prepotencia y la ira en sus discursos efusivos que, según él lo llevarían a la Presidencia de la República, ya no queda casi nada.

¡Que los capen!

Mi consejo sería inclusive crear un ministerio de castración

Sylvia Gereda Valenzuela

Más de una decena de aborrecibles violadores han sido capturados en la última semana. El inicio de la desarticulación de esta banda de infames que se dedicaban a violar mujeres y robar vehículos en las calzadas Roosevelt y Aguilar Batres, ha acaparado la atención de los medios.

No es para menos, cuando por décadas, las mujeres de Guatemala han sido ultrajadas, violadas y agredidas sin tregua, sin que las autoridades hicieran algo al respecto.

Turistas tratados como delincuentes

En el aereopuerto, a los ciudadanos honrados se les trata como delincuentes y a los criminales se les trata como señores y soberanos del país.

Sylvia Gereda Valenzuela

Desde hace meses vengo tentada a escribir este artículo, pero siempre la coyuntura nacional me alcanza. Hoy, quiero pronunciarme por el maltrato y abuso de que son objetos los pasajeros, turistas y ciudadanos guatemaltecos cuando vienen de regreso a Guatemala y pasan por el aereopuerto La Aurora.

En la salida, luego de recoger el equipaje, existe un grupo de funcionarios que parecieran sacados de una novela de la guerra de los años ochenta.

Las Torres, ¿ahora implicadas en lavado de dinero?

Quizás, ahora que Doña Sandra no tiene inmunidad se conocerá el tranfondo de este caso que involucra a su hermana y sobrina.

Sylvia Gereda Valenzuela

El día lunes, publicamos una de las investigaciones más importantes de las anomalías que ocurren en el gobierno de Alvaro Colom , y que saca a luz una presunta red dedicada a sacar maletas de dinero en efectivo por el aereopuerto internacional.

El tema toma más relevancia si se toma en cuenta el reporte firmado y sellado por Kennedy Franklin Pocop Ixtecoc, supervisor General Grupo B, de Aeronáutica Civil el 23 de mayo de 2010, quien describe cómo “en el scanner de empleados y funcionarios se presentó el delegado de protocolo del Ministerio de Relaciones Exteriores Walter Estrada, junto con 5 personas más de nombres Joel Salas, Ramiro Salas, Erika López, José Ángel fuentes, Sergio López y Ricardo Cuevas, quienes viajaban con destino A Panamá en el vuelo 389 de Copa Airlines”.