El poderoso ex fiscal De León continúa su reinado

Sylvia Gereda Valenzuela

Trece horas fue lo que el ex Fiscal Carlos De León Argueta estuvo capturado. Trece horas y nada más, vimos en prisión a uno de los hombres más poderosos del país, ante el cual la justicia guatemalteca se estremece. Quienes creyeron que De León Argueta había desaparecido del mapa político y había perdido sus influencias del poder estaba equivocado.

Este hombre, que fue uno de los fiscales más cuestionados de la historia, uno de los más temidos y con más sindicaciones de corrupción al haber tejido una rede de empresas que obtuvieron contratos millonarios gracias a sus influencias con el Estado, simplemente había desaparecido del plano mediático por su influencia continúa allí.

Para describir su historia resumida bastaría con retomar el cuento corto de Augusto Monterroso, ‘Y cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba ahí’.

Este individuo acusado de haber mandado a balear a Rafael Castillo, ex esposo de su ex cónyugue, ahora es sindicado de lavado de dinero y sobrevaloración del proyecto habitacional Peñaflor, en Siquinalá, Escuintla, por el cual el Fondo Nacional para la Paz (Fonapaz) pagó Q50 millones, de los cuales sobrevaloraron Q13.2 millones, según el Ministerio Público.

 la Fiscalía le presentó a la juzgadora 37 pruebas en las cuales se basa la acusación. Pero a pesar de ella la Jueza Silvia De León, Santos estableció que no existe ningún ilícito y dejó a De León en libertad. Por este hecho, la jueza de León está siendo investigada por la Corte Suprema de Justicia.

El hecho de que Carlos De León, siga impune y mueva tentáculos de poder no es de extrañar. Esta sindicación que se le hace respecto al proyecto de Q 50 millones no es nada, es tan solo la punta de un iceberg de muchos ilícitos que durante más de una década han permanecido engavetados en el Ministerio Público y en absoluta impunidad.

Desde el año 2002, recuerdo perfectamente bien, que con mi equipo de investigación nos internamos a descubrir una de las redes de negocios y ONGS más perversas de la historia que había sido contruida por De León. La cabeza era la ONG Asodegua que fue la encarga de adjudicar obras para trabajar proyectos en Escuintla, entre las que figuró Construinmuebles (Ecoasfaltos), que también tenía vínculos con el entonces fiscal general De León Argueta, porque Juan Carlos Heredia de León, socio del ex fiscal en varias otras empresas, fue representante legal de Construinmuebles.

Entre los contratos que recibió, figura uno de Q16 millones para asfaltar una carretera que va de Boca del Monte, Villa Canales, a El Pueblito, Santa Catarina Pinula. Pese a que se vieron afectadas más de 25 mil personas, los trabajos no fueron concluidos y el dinero no fue reembolsado.

Otro megaproyecto fue la construcción de un complejo deportivo en Mazatenango, valorado en Q45 millones. El ex funcionario utilizó sus influencias para que se le adjudicaran millonarios contratos en la construcción de carreteras y polideportivos durante la administración del Frente Republicano Guatemalteco (FRG).

Las empresas y los proyectos anómalos adjudicados a De León, son decenas y faltaría papel para seguirlos describiendo. Pero acá el hecho que nos deja qué pensar es la nueva puesta en escena de uno de los hombres más peligrosos del régimen de Alfonso Portillo, un ser humano que demuestra que aunque el tiempo pase las cosas continúan iguales, la justicia no cambia, las influencias tampoco.
El regreso del ex fiscal nos hace reflexionar sobre el hecho que seguimos sumergidos en la misma Guatemala de hace 10 años, un país sin justicia y con escasas probabilidades de que los grandes capos sean sometidos al imperio de la ley.

Lo invito a que me siga en twitter sgereda, visite mi fan page Sylvia Gereda Valenzuela y puede ver mis programas de periodismo de Investigación, Informe Especial en Canal Antigua los domingos 8pm, lunes 8pm y domingo 10 pm.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario