Lo que cuentan las fotos de Pavón

¿Porqué miembros de la milicia, que capturan vivos a reos que luego aparecen asesinados, han sido excluidos de las demandas penales?

El pasado jueves comentaba en esta misma columna algunas de las interrogantes que me surgen luego de que llegaron a mis manos las fotografías tomadas por un testigo protegido el día en que Pavón fue tomado por las fuerzas combinadas (Ejercito, Policia Nacional Civil (PNC) y la Dirección General de presidios).

Sin lugar a dudas, estas fotografías que ya están en manos de los jueces y fueron publicadas en elPeriodico el dia de ayer, deberán de ser analizadas por especialistas para verificar su atenticidad. De ser verídicas, comenzarán a abrir un chorro de preguntas que deberán de ser resueltas el día que el caso Pavón llegue a juicio.

Además de las fotografías que muestran a Luis Zepeda primero vivo y capturado por agentes, luego desnudándose y finalmente asesinado en una habitación y vestido con otra ropa, existen otras fotografías que generan más dudas sobre lo que sucedió ese día.

Si bien es cierto, Javier Figueroa, entonces Jefe de Investigaciones de la PNC dijo ante la prensa, el día de la toma de Pavón, “que al momento en que las fuerzas de seguridad intentaron ingresar al penal, los reos les abrieron fuego con armas de grueso calibre y bombas molotov por 45 minutos; las imágenes fotográficas no muestras ninguna habitación desde donde hubiera habido tal balacera. Más bien, se ven 12 tiros al centro de las ventanas y agentes en control del penal desde la noche hasta el momento de la toma.

Pero lo más delicado, es que los reos, que según Figueroa nunca se rindieron, ahora aparecen fotografiados con vida y bajo custodio policial, luego aparecen asesinados en una habitación.

Está también el caso del reo Jorge Estuardo Batres, que en una foto tomada por un testigo protegido está tendido en el suelo, muerto, con la mano vacía y relajada y en otra foto, que fue presentada al MP, lleva una granada en la misma mano. ¿Quién puso esta granada, es la pregunta?

Esta el foto de otro reo, que según declaraciones oficiales murió mientras se enfrentaba a las fuerzas de seguridad, más sin embargo su cuerpo está tendido en una cama, arriba de objetos que habían sido requisados anteriormente. Cómo se explica uno que primero hayan requisado si se resistía a entregarse?

Yo no soy juez, ni pretendo serlo. Solo planteo, como periodista, interrogantes y confusiones que hoy nos quedan a todos los guatemaltecos luego de estas imágenes.

Considero que la ciudadanía necesita una explicación de los hechos que muestran estas fotos.

En estos momentos, de tanta confusión, lo único certero es que los hechos que narro Figueroa y las autoridades el día de la toma de Pavón no se ajustan a lo que muestran las imágenes captadas ese día.

Es evidente también que el Ministro de la Defensa, Francisco Bermudez y sus soldados que participaron en este mismo operativo no han sido vinculados a la investigación y esto genera muchas dudas, pues pareciera como si los militares hubieran sido encubiertos por un manto de impunidad o bien, como que ellos mismos fueran los informantes acogidos a un régimen de protección.
Como sea el caso, acá los investigadores deben dar una explicación del porqué a los miembros de la milicia, que también se les ve capturando vivos a reos que luego aparecen asesinados, han sido excluidos de las demandas penales.

Nadie puede negar que los delincuentes asesinados eran de los más temerarios. Zepeda, por ejemplo, fue un sanguinario líder de presidios que llegó a dirigir las mafias desde Pavón y a cobrar extorciones que le daban ganancias de hasta Q 200 mil al mes, otros como el colombiano Batres, era un temido narcotraficante condenado a ocho años de cárcel.

Muchos guatemaltecos aplauden la muerte de estas escorias sociales, y no es para menos, en una sociedad bañada en sangre y que permanece hincada ante los criminales que cada día visten de negro a miles de familias inocentes; sin embargo, el asesinato no es un paliativo para arreglar esta sociedad.

Debemos de crear un Estado de Derecho, donde se aplique la ley y nada más que la ley. Nadie, puede ser superior a ella, nos guste o no. De lo contrario, jamás seremos capaces de construir un país.

Sylvia Gereda Valenzuela

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario